CUSTODIANDO LOS TESOROS

Recuperación de especies amenazadas y biodiversidad: el caso del loro (Prunus lusitanica)

EL PROYECTO ApS EN 3 LÍNEAS

Nuestro patrimonio natural está lleno de pequeñas joyas, que por su belleza, singularidad y función ecológica son auténticos tesoros a preservar. Uno de estos casos es el del loro (Prunus lusitanica). Esta especie, muy escasa a nivel nacional, se encuentra representada en el PN del Xurés. Aquí diversas actuaciones de protección, concienciación y siembra se han llevado a cabo con el objetivo de preservar esta especie.

¿POR QUÉ NOS INTERESA?

El loro (Prunus lusitanica) es un pequeño árbol de ponerte arbustivo, superviviente de los bosques de climas más cálidos. Con el cambio del clima esta especie sobrevivió, pero vio reducida su distribución a ciertos valles de montaña en los que se mantuvieron las condiciones para su supervivencia. Normalmente, se trata de zonas bajas del valle que presenten una elevada humedad ambiental y protegido de las inclemencias meteorológicas. Hoy en día, el PN del Xurés cuenta con tres poblaciones catalogadas, siendo uno de los pocos enclaves de la Península Ibérica en los que podemos encontrar esta especie. Sus frutos son de gran importancia para la alimentación de aves, especialmente túrdidos, que contribuyen a su vez a la propagación del loro.

El loro es una especie con poca diversidad intraespecífica y que tiende a la reproducción por clonación generando semillas genéticamente idénticas a la planta madre. Por estos motivos, es necesario proteger, aumentar y consolidar sus poblaciones actuales, mejorando así la resiliencia de la planta en el caso de desaparición de alguna de las poblaciones por perturbaciones ambientales: incendios forestales, plaga o cualquier posible agresión externa. Actualmente, Esta especie es objeto de actuaciones por parte de la Xunta para recuperar la población.

OBJETIVOS

El objetivo de este proyecto es conocer y proteger parte de los valiosos recursos naturales del Xurés en clara amenaza debido a los incendios. Durante la actividad los estudiantes reconocen el valor natural del entorno en su conjunto, pero las actividades se centran en una especie amenazada como es el loro, también conocido como acereiro (en galego), o laurel portugués. Los participantes identificaron las condiciones de suelo y clima que favorecen esta flora particular y debatieron las labores silvícolas y estrategias generales para su conservación.

LUGAR Y FECHA

La actividad parte de una visita de los estudiantes a un tramo de la Vía Nova (Vía XVIII romana que unía las ciudades de Bracara Augusta, actual Braga en Portugal, y Asturica Augusta, la actual Astorga) que alberga una vegetación singular. A lo largo de este tramo se reconocieron especies vegetales propias de zonas mediterráneas, como madroños, alcornoques, así como pequeñas poblaciones de Prunus luisitanica.

El proyecto se llevó a cabo en 2 fechas: 14 de marzo, participaron estudiantes de Forestales, Biología, Ciclo Formativo superior, Educación y de periodismo y 14 de mayo, donde participaron estudiantes de Educación, Ciclo Formativo superior. En las actividades participaron activamente la Dirección de Parques Naturales, Dirección de Montes, Empresas de turismo, Amigos da Terra-ONG, Asociación Fonte Fría, WWF-Adena, IES Terra do Xallas, Comunidad de Montes, Asociación Plabali. Profesores de la USC implicados: Forestales, Economía, Educación, Biología.

LOS ACTORES

Los estudiantes tutores, del Ciclo Formativo del IES Cidade de Antioquía, realizaron sus trabajos fin de grado con este proyecto. El resto de estudiantes participaron aportando un total de 8 horas, que se les fue reconocido en diferentes asignaturas (Restauración de Espacios Degradados, Aprendizaje Experimental en Entornos singulares.

En las actividades participaron activamente la Dirección de Parques Naturales, Dirección de Montes, Empresas de turismo, Amigos da Terra-ONG, Asociación Fonte Fría, WWF-Adena, IES Terra do Xallas, Comunidad de Montes, Asociación Plabali. Profesores de la USC (Forestales, Economía, Educación, Biología) también estuvieron implicados.

DESCRIPCIÓN DE LAS ACTIVIDADES TÉCNICAS Y EDUCATIVAS

La actuación se centra en zonas identificadas por la Gestión del Parque donde se produce el rebrote o germinación de la especie. Conscientes de que las medidas de conservación deben ser apoyadas por la población, las actividades técnicas se realizan de forma participativa, mediante la implicación de las futuras generaciones y de los actores afectados. Una vez identificadas las poblaciones de Prunus lusitanica a lo largo de la Vía Nova, se desarrolló un taller de formación destinado a otros estudiantes de secundaria y ciclos formativos, en que se realizan diferentes actividades.

l) Formación teórico-práctica: la importancia de la biodiversidad para el conjunto de los ecosistemas y la sociedad. Esta sección se centró en comprender cómo en un ecosistema complejo, con gran diversidad de organismos interaccionando entre sí, las perturbaciones externas pueden ser absorbidas por el propio sistema.

2) Localización de las parcelas para plantación y seguimiento de Prunus lusitanica. En esta actividad se localizaron los lugares más idóneos donde poder reintroducir o mejorar la diversidad genética del loro. El espacio designado para la reintroducción y consolidación del loro en el Xurés debe cumplir las necesidades ecológicas de la especie, en cuanto a humedad, temperatura, suelos, sombra, etc. A priori, ya se habían seleccionado diferentes localizaciones que cumplían con las características que favorecen la introducción de esta especie.

3) Plantación de plántulas de Prunus lusitánica con diversidad genética intraespecífica. Estas plántulas fueron proporcionadas por la administración del PN del Xurés, que se encargó de su crecimiento inicial en invernadero a partir de semillas seleccionadas. Se trata de un material que recoge la variabilidad genética de las poblaciones locales para realizar la multiplicación y posterior plantación.

4) Seguimiento de las plántulas en campo y posteriores cuidados silvícolas. La evolución del crecimiento y estado de las plantas será monitoreado durante los siguientes años, en los que se llevará a cabo a reposición de marras, la medida de diferentes parámetros de crecimiento, así como labores silviculturales.

a